ATENCIÓN: 5 señales que prueban que un cajero automático fue alterado por ladrones. Podrías salvar tus ahorros.



Como todos sabemos el sistema bancario es muy similar en todas partes, y la principal causa de nuestras visitas al banco es para retirar dinero de los cajeros automáticos, que a pesar de ser unas maquinas muy útiles y seguras, los delincuentes ya han logrado corromper los en más de una ocasión.

Ante esto las autoridades buscan combatir estas estafas enseñando a los usuarios a detectar y evitar ser víctima de uno de estos fraudes.
Aquí te traigo cinco puntos que pueden revelar si estamos lidiando con un cajero intervenido por ladrones.





1. El frente de la maquina es falso

Algunos ladrones construyen sus propias maquinas parecidas al frente de un cajero normal. En este caso antes de realizar cualquier movimiento en el cajero, revísalo bien y sacudelo un poco, ya que generalmente están mal adosados y se puede sentir cómo se afloja de la pared la estructura falsa.

 

2. Ranura floja o bloqueada por un objeto


Otros optan por fabricar solamente la sección en donde se pone la tarjeta. Aquí usan un "lazo libanés" que consiste en una pinza metálica que deja que tu tarjeta entre pero no que salga. Así la tarjeta queda atascada hasta que el estafador llega y quita la ranura con todo y tu tarjeta.



3. Ranura más grande de lo normal


Este también actúa en la sección en donde ponemos la tarjeta. La ranura falsa se pega con la original y dentro de ella lleva un artefacto conocido como "skimmer". Éste se encarga de copiar los datos de tu tarjeta y los almacena en una memoria para después clonarla.
Lo peor de este "skimmer" es que tú harás todo como normalmente lo haces sin saber que te están estafando.


4. Teclado flojo

Este es uno de los más peligrosos y más usados ya que con una ranura pueden tener los datos de tu tarjeta pero sin tu clave no pueden hacer mucho. Por eso, montan teclados falsos que dejan registrados los botones que marcas cuando ingresas tu clave.

5. Extraños alrededor

Si sientes que hay mucha gente a tu alrededor o muy cerca tuyo mientras estas en un cajero, es mejor tomar tu tarjeta (sin sacar dinero) e ir a buscar otro banco más seguro y menos poblado.
Recuerda que es pésima idea querer enfrentar a un estafador porque estos siempre atacan en grupo.

 


La próxima vez que retires dinero del banco vas a querer revisar todo dos veces. Y no dudes de dar aviso al banco responsable a la brevedad posible.



Recomendados

Artículo recomendado