Tía besó a su sobrino en la boca y el bebé muere 2 días después


La infidelidad ya no es noticia, desde la aparición de las redes sociales, cientos de miles de individuos han cedido ante la tentación, engañando a sus parejas con otras personas que conocen por internet; sin embargo, la anécdota que te contaremos a continuación, no es así de común ni sencilla, esta es una historia mucho más bizarra y enferma. 


Se trata de Raquel, una mujer casada de 32 años que, al igual que muchas mujeres,  sufrió la pena de amar a un hombre infiel, solo que en este caso, todo terminó en tragedia. 


Todo empezó un día muy normal, cuando Raquel encontró en la “papelera” de su computadora, un correo electrónico de otra mujer para su marido. En ese momento descubrió que el hombre que ella había amado toda su vida, le había sido infiel por más de 8 años. 

Ante esta noticia, cualquiera hubiera perdido la calma, pero Raquel se mantuvo tranquila y pensó la situación. Decidió que era momento de marcharse, tomó sus cosas y abandonó la casa. 

El único lugar donde su marido no la encontraría era en la casa de su hermana, pues se había mudado recientemente y aún no les hacía saber su nuevo domicilio. 

Pasaron dos semanas con su querida hermana, y hundida en depresión, se quedaba en un cuarto encerrada y sin salir, por lo que se dedicó a cuidar a su recién nacido sobrino, de tan solo 2 meses de edad. 

El bebé ayudó a Raquel a dejar la depresión, ella logró estar en paz. Esperanzada con la vida, abrazaba y besaba a su sobrino, agradeciendo por todo lo que ese pequeño le había ayudado a superar. 


Desgraciadamente, la tragedia se hizo presente. Un día cualquiera, el recién nacido enfermó dramáticamente y a los pocos días murió en el hospital. 

La necropsia reveló que el bebé de 2 meses de edad, había fallecido gracias a una peligrosa enfermedad, Hepatitis B, que es transmisible a través de la sangre y los fluidos corporales, incluyendo la saliva. 

Al realizar la investigación legal, examinaron a la familia y descubrieron que Raquel portaba esta enfermedad, aunque los síntomas no se habían manifestado en ella, pues pueden tardar hasta 6 meses. 

En ese momento, Raquel se enteró que a través de los besos, fue que ella contagió a su sobrino. Todo gracias a su infiel marido, que la había contagiado a ella. Un penoso y lamentable círculo vicioso.

Según diversas estadísticas médicas, solo un 12% de los infantes que se infectan con esta enfermedad, sobreviven. Un bebé es un ser frágil, así que toma tus precauciones y no corras riesgos, cuidar a ese pequeño es tu responsabilidad. 


Recomendados

Artículo recomendado