La verdadera y escalofriante historia detrás de Bob Esponja. Te pondrá la piel de gallina


¿Perturbadora? ¿Escalofriante? Podría ser, pero Bob Esponja también es producto del amor. ¿Raro no? Ese muñeco que vive en “Fondo de Bikini” y que nos ha hecho reír a pesar de la edad…también te conmoverá con su verdadera historia. 


Los orígenes, salieron a la superficie (¿entiendes el chiste? Bueno, continuamos) tras una investigación en el estado de California, que involucra a Stephen Hillenburg, creador del dibujo animado y biólogo marino. 

Todo inicia con Stephen en sus primeros años, cuando vivía con su familia en el norte de California, cerca del Valle de Napa. California es un estado que cuenta con hermosos paisajes y playas bellísimas. Stephen tenía un hermano mayor que se llamaba Robert y siempre lo vio como un ser diferente pero especial, tenía Síndrome de Down y como todos los pequeños con esa condición, Robert tenía un corazón de oro y gran sentido del humor. La familia le llamaba “Bob” por comodidad, así Robert les entendía más fácilmente. 

Una de las cosas que más caracterizaba a Robert era que siempre tenía una esponja amarilla con él, sentía que era su mejor amiga, se bañaban juntos, dormían juntos, todo. 

Cuando Stephen ingresó a la primaria, se dio cuenta de que su hermano siempre era blanco de burlas y pésimas bromas, aunque era 5 años menor que Robert, siempre lo vio como alguien con alma de niño, un ser único y especial. 

Un día la familia visitó una playa cerca de a San Francisco, mientras preparaban unas hamburguesas para comer Stephen vio que su hermano jugaba a las orillas del mar, todo iba bien hasta que una ola se llevó la esponja amarilla. Estaban tan distraídos que no se dieron cuenta que Bob se fue adentrando en el mar…para cuando se percataron, Bob flotaba en el agua boca-abajo, era demasiado tarde, había perdido la vida. 

La pena era tan grande que Stephen volvía cada año a la playa donde su hermano murió, así desarrolló un amor inmenso por el mar e imaginaba que su hermano era feliz en el fondo del océano con su esponja amarilla.

Después de terminar su carrera, Stephen tuvo la idea del dibujo animado, sus conocimientos le permitieron crear todo tipo de personajes y listo, “Bob Esponja” era una realidad. Con el tiempo, un ejecutivo de Nickelodeon compró la idea y la serie se convirtió en una de las más exitosas del mundo.

Además de la caricatura, se hizo muchísima mercancía como juguetes, ropa, videojuegos…y de todo eso, se dona el 40% a instituciones que apoyan a jóvenes con Síndrome de Down.

¿Conmovedor verdad?

Si la nota te pareció triste pero linda, dale LIKE y COMPÁRTELA con tus amigos. Recuerda COMENTAR tu opinión con nosotros y SUSCRIBIRTE a nuestra página para más material de interés. 


Recomendados

Artículo recomendado