5 escenas de Harry Potter más TRAUMÁTICAS. En la #3 VI0LAN a una maestra.

HARRY POTTER NO ES LO QUE PARECE.

Harry Potter es una serie que conmovió a todos los adolescentes y niños del mundo.
No sólo logró ver que una escuela se viera divertida (¿o no me digas que nunca soñaste con ir a Hogwarts?), sino que hizo algo aún más impresionante: logró que los chicos se pusieran a leer.

Los padres estaban felices, pues sus hijos por fin quitaban los ojos de la tele y prestaban atención
a contenido apto para ellos... ¿o no?

Hay algunos momentos en Harry Potter que en verdad serían prohibidos en cualquier país debido a su fuerte contenido. Momentos que no nos dimos cuenta la primera vez, pero cuando los vemos de nuevo nos damos cuenta de que nuestro inocente cerebro infantil nunca lo hubiera entendido.

1. ¿Pociones de amor? La ténica preferida de los abusadores.

A todos nos dio risa cuando en la película de Harry Potter y el Príncipe
Mestizo... Ron quedaba baboso por una poción de amor que iba dirigida a Harry.
Todo se arregla al final (bueno, más o menos... Ron es envenedado), pero que padre
que alguien quede obsesionado con una persona sólo por tomar una poción ¿no?



Pues si te pones a pesanr que puedes obligar a cualquiera que se enamore de ti,
te siga a todas partes e incluse se acueste contigo, todo en contra de su voluntad...
pues ya no se ve tan padre ¿no? Sin que nos diéramos cuenta, Harry Potter hizo que el abuso nos diera risa.

2. La poción multijugos es el sueño de cualquier pervertido.

La poción que más nos llamó la atención en la serie, permite al que la usa
transformarse en la persona de quien use sus cabellos o uñas.

Se ha usado para entrar a casas ajenas (Slytherin) y obtener información... Infiltrarse (Hogwarts)...
Pero hay algo más que se podría hacer: ¿la chica que te gusta no te pela?
Róbale un cabello, contrata a una dama de la noche y pídele que tome la poción.
¿Quieres quemar a alguien con fotos desnudas? Tómate un trago y BOOM... ¡SELFIE!
Sería un excelente negocio para los "lugares de noche"... ¿no?


3. Umbridge recibió su merecido por los centauros... no apto para niños.
Todos recordamos la increíble escena en la película del Fenix, cuando Umbridge es llevada por los centauros después de que los atacó.
Nos alegramos cuando por fin recibió su merecido... pero ¿se merecía ser abusada por centauros?

Así como lo lees. Nunca te lo dicen en la película, pero cuando esta señora regresa en el libro,
tiene la mirada perdida y se encuentra en estado de shock.
Por si no fuera suficiente, en toda la mitología los centauros son famosos por atacar mujeres....
y aprovecharse de ellas de esa forma.

4. La sala de los menesteres era el motel de Hogwarts.

Hay más de 1000 alumnos en todo Hogwarts. Pubertos con hormonas a flor de piel
listos para probar sus varitas y probar la magia del amor.

Para ellos es un problema: no tienen lugar dónde hacerlo, pues las salas de sus casas siempre están ocupadas,
y nunca saben cuándo entrará un fantasma a un salón vacío...
Pero la "Sala de los Menesteres", que sale en la 5ta película y concede a quien le encuentra lo que desea en ese momento, ¿cuántas veces no se habrá utilizado para que los estudiantes se "relajen" un rato?

5. El papá de Hagrid estuvo con una gigante... ¿¡ WTF !?

En un par de ocasiones... Hagrid cuenta cómo era su padre: un señor
bonachón y muy pequeño. Después revela también que su mamá era una gigante,
y de un viaje trae a su hermano menor Grawp... qué es un gigante también... CHAPARRO.

La pregunta del millón es... ¿¡ CÓMO DEMONIOS EL PAPÁ DE HAGRID LO HIZO CON UNA GIGANTE DE MÁS DE 5 METROS !?
La realidad tal vez sea demasiado grotesca y pervertida para imaginarla en nuestra inocente mente.

Hayan o no hayan pasado en las películas, estos momentos son un claro indicador de que el mundo de Harry Potter no es tan apto para menores como pensamos.
Claro, nunca lo mencionaron en los libros, pero como dicen por ahí... Lo que se muestra... no se dice.

¡SI TE GUSTÓ ESTA NOTA, NO DUDES EN COMPARTIRLA EN TODAS TUS REDES SOCIALES!


Recomendados

Artículo recomendado